En Enseñanza Básica, promover la formación a los alumnos y alumnas en una comunidad educativa cristiana, haciendo énfasis a la adquisición de valores, organizada para garantizar aprendizajes significativos y de calidad, donde adquieran las capacidades, competencias y destrezas, valores y actitudes necesarias para responder exitosamente a los requerimientos de su entorno.

Ser una comunidad educativa abierta a todos los jóvenes que deseen estudiar de acuerdo a sus intereses y capacidades, atendiendo a la diversidad, privilegiando la formación Humanista-Científica. Con una sólida formación intelectual y valórica. Todo ello en un clima de respeto, de trabajo colaborativo, responsable; que entrega las herramientas necesarias para que cada uno se forje su propio proyecto de vida, permitiéndole enfrentar las exigencias de la Educación Superior o el ingreso al mundo laboral. Siendo sujetos que se integran a la sociedad para transformar su entorno, mediante el uso de sus capacidades personales puestas al servicio del bien común.